ir a él
ella :: Cuidate :: Depilacion

Cuídate

Intensifica tu mirada dando forma a tus cejas imagen detalle

 Intensifica tu mirada dando forma a tus cejas


La forma de las cejas puede cambiar radicalmente tu aspecto. Una forma definida pero natural dará protagonismo a tus ojos y elegancia a tu rostro.

Cejas definidas, mirada más intensa:

Las cejas son el marco natural de tus ojos y de tu mirada. Unas cejas largas, finas y correctamente arqueadas aumentarán el protagonismo de tus ojos agrandándolos y dándoles más expresividad. Además resaltarás los perfiles de la cara consiguiendo iluminar el rostro.

Un pelo cada vez
Para empezar, colócate frente al espejo y peina el pelo de las cejas con un cepillo específico –de mango largo y fino y con pocas cerdas al final-. Hazlo en la dirección de su crecimiento, primero hacia abajo, hacia el ojo, y luego hacia arriba, hacia afuera. Al estar bien colocados podrás intuir la forma de la ceja y saber cuáles son los pelos que nacen fuera de la misma. Con ayuda de unas pinzas extráelos, uno cada vez, en la dirección en que nacen, para evitar irritaciones. Utiliza pinzas profesionales y evitarás que el bello se rompa en vez de salir de raíz.

Definiendo la forma
Para no cometer errores coloca el mango del peine al lado de la nariz y apunta hacia la parte exterior del ojo, el opuesto al lagrimal. Donde el mango corte con tu ceja deberás marcar el final, es decir, que el pelo que sobresalga a partir de ese punto es el que debes quitar. Procura no depilar en exceso ya que una ceja más larga estiliza y, en cambio, una ceja corta enrarece la expresión. Quita sólo los pelos que quedan por debajo de la ceja, es decir, entre la ceja y el ojo, porque al quitar los de arriba se achata la forma y se dificulta la creación del arco.

Arco perfecto
El lugar exacto donde debe estar el punto más elevado del arco de la ceja se encuentra también con la ayuda del mango del cepillo. Vuelve a situarlo al lado de la nariz, mira al frente y haz pasar el mango por delante del iris del ojo. Has encontrado el punto alto de tu arco natural. Extrae -de nuevo sólo por debajo- los pelos que sobresalen. Recuerda que el grosor de la ceja debe ser uniforme, si extraes demasiado pelo en este punto el resultado será un arco anguloso.

Entrecejo
Por último, define el inicio de tu ceja. Coloca el mango del peine al lado de la nariz y haz que pase por delante del lagrimal. Allí donde corte con el vello, deberá empezar el entrecejo. Procura de nuevo no extraer demasiado para no acortar la ceja. Repite la operación con la otra ceja y ayúdate del mango del cepillo las veces que haga falta para no equivocarte. La piel de esta zona es muy sensible, de modo que al acabar aplica crema hidratante. Y disfruta de tu nueva mirada.



[Comparte este consejo]
De
Para