ir a él
ella :: Cuidate :: Cuidado_de_unyas

Cuídate

Uñas en forma imagen detalle

 Uñas en forma


¿Qué forma debo dar a mis uñas? A la hora de hacerte la manicura, conocer la forma que mejor va con tu estilo y la forma de tus dedos te ayudará a decidir.


Como sabes, las uñas son un indicador de salud. Pero, además, son una parte más de tu cuerpo donde imprimir tu estilo personal y donde mostrar tu belleza natural.

Sabia naturaleza
Tras la limpieza y los cuidados habituales, a menudo surge una duda. Tijera y lima en mano nos planteamos qué forma dar a las uñas. Dudamos entre una forma ovalada o más bien cuadrada pero la respuesta es sencilla. Con las uñas siempre acertarás cuanto más te acerques a su forma natural. Decántate por una forma más bien cuadrada si tu uña es naturalmente angulosa y ancha y, en cambio, busca redondear los laterales hacia una forma oval si tu dedo y tu uña son más puntiagudos y estrechos.

El corte
El primer paso es cortarlas a la altura deseada, pero antes asegúrate de que estén totalmente secas para evitar que se rompan. Para mantener una estética elegante es mejor mantener las uñas cortas. Las uñas muy largas se vuelven quebradizas y requieren más cuidados, por lo que te resultarán menos cómodas. Con la tijera puedes indicar la forma que deseas. No te preocupes si no queda perfecto, con una lima podrás corregir los errores. Ten en cuenta que al limar perderás parte del largo de la uña, por lo que siempre es mejor que las veas un poco largas después de pasar la tijera.

Para la forma cuadrada, corta solo la altura y deja los laterales para la lima. Si has escogido una forma ovalada apura más los lados y procura dar un corte uniforme ovalando el contorno.

Al detalle
Para acabar de moldear la uña, usa la lima. El lado más áspero y rugoso te servirá para dar una primera pasada y corregir los angulos que ha dejado la tijera. Los movimientos deben ser firmes y enérgicos y siempre del lateral al centro. Define los laterales de la uña cuadrada colocando la lima justo en el lateral e inclinándola unos pocos grados hacia el punto medio de la uña. Si prefieres una forma más ovalada, inclina más la lima. Una vez tengas la forma definida, usa el lado más suave y fino para pulir el contorno.

Con esmalte puedes acabar de definir tu estilo pero si te decantas por un ‘look’ más natural y de uso diario, usa la lima pulidora por la superficie de la uña para conseguir un brillo auténtico sin necesidad de pintarte las uñas.



[Comparte este consejo]
De
Para