ir a él
ella :: Cuidate :: Afeitado

Cuídate

Depilación durante el embarazo imagen detalle

 Depilación durante el embarazo


No renuncies a unas piernas relucientes durante tu embarazo. Al contrario que otros métodos más agresivos, usar una maquinilla es la mejor solución para que tu piel no sufra.

Lucir piernas depiladas durante el embarazo:
La mayor actividad hormonal que se produce durante el embarazo puede provocar que las futuras madres detecten una mayor presencia de vello. Sin embargo, y aunque este exceso se suele perder después del parto cuando los niveles hormonales vuelven a la normalidad, el embarazo no tiene que impedir lucir unas piernas espléndidas por miedo a la depilación.

El método menos agresivo
Esa misma actividad hormonal que genera más vello provoca que la piel esté más sensible, por ello, muchas embarazadas son reacias a la depilación. Además es habitual que surja una preocupación sobre los efectos que puedan causar los diferentes métodos depilatorios sobre la piel e incluso sobre el feto y su desarrollo. Sin embargo, no es necesario que renuncies a la depilación. Sencillamente usa el método menos agresivo con la piel para mantener, además, una buena circulación sanguínea.

Al contrario que otros métodos, la cuchilla ofrece más seguridad ya que su nivel de acción es superficial y no daña la dermis en modo alguno. Permite evitar los tirones de la cera, fría o caliente, que durante el embarazo pueden favorecer la aparición de varices. Además, la sensibilidad de la piel puede hacer que te resulte más doloroso el momento de la extracción del pelo. Por otro lado, evitarás la aplicación de productos químicos sobre la dermis, presentes en las cremas depilatorias o decolorantes, que por norma general, es mejor no usar durante la gestación.

Es conveniente que espacies las depilaciones el máximo posible durante los nueve meses pero no te obligues a pasar calor por no ir depilada. Usa tu Wilkinson para lucir piernas además de embarazo.



[Comparte este consejo]
De
Para