ir a ella
el :: Cuídate :: Cuidado_de_unyas

Cuídate

Cuida también tus pies imagen detalle

 Cuida también tus pies


Los pies sufren mucho más que las manos aunque habitualmente les prestamos menos atención. Unas uñas cuidadas son unas uñas sanas y unos pies relajados.

Los pies son una de las partes del cuerpo que más sufren a lo largo del día. Embutidos en zapatos habitualmente con poca ventilación, soportan todo el peso del cuerpo durante muchas horas seguidas y son los miembros que mayor desgaste sufren mientras caminamos o corremos.

Parece evidente la importancia de tener unos pies sanos para nuestra vida diaria. Sin embargo, rara vez les prestamos la atención que merecen, tal vez porque no son tan visibles y versátiles como las manos. Quien haya sufrido alguna vez cualquier lesión o problema en un pie se habrá dado cuenta del importante papel que cumplen en el día a día, y de los problemas y limitaciones que nos puede causar la más mínima molestia en los pies.

Aparte de liberarlos de la presión del calzado y relajarlos después del trabajo, así como masajearlos de vez en cuando, el cuidado de las uñas es fundamental para la salud de los pies. En primer lugar, para evitar incómodas molestias como los uñeros o uñas encarnadas, provocados por un defectuoso corte de la uña que, al no poder crecer por estar apretada contra el zapato, puede clavarse en la piel y provocar una dolorosa infección.

Consejos para un correcto corte de las uñas de los pies:
El mejor momento es, sin duda, después de la ducha, ya que las uñas están reblandecidas por la humedad y es más fácil cortarlas.

La forma más correcta de cortar las uñas de los pies es en forma cuadrada y recta y sin descuidar los bordes o esquinas de las uñas. Si quedan demasiado cortas pueden crecer dentro de la piel, provocando uñeros y otras molestias.

No es conveniente cortar excesivamente las uñas, ya que ello puede provocar complicaciones. La medida ideal es aquella en que las uñas comparten longitud con el dedo, es decir, la uña no debe sobresalir del dedo, pero a su vez la carne del dedo tampoco debe sobresalir con respecto a la uña.

Para evitar roces molestos con el calcetín, las dos esquinas de la uña deben dejarse romas con una lima.



[Comparte este consejo]
De
Para
 Xtreme3 by Wilkinson en Facebook.